sábado, 30 de noviembre de 2013

Goxua

Goxua significa dulce, es un postre vasco muy típico sobretodo en la ciudad de Vitoria, donde se inventó en los años setenta del siglo XX.

Goxua


Ingredientes (4 personas):

  • 400 ml de leche.
  • 1 cucharada de harina de maíz refinada (maizena). 
  • 5 cucharadas de azúcar.
  • 1 trozo de corteza de limón. (Procurar que no tenga nada blanco del limón).
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 2 huevos.
  • 200 ml de nata (de 35.1 % o más de materia grasa).
  • 4 bizcochos de soletilla o trozos de magdalenas un poco secas.
  • Agua. (Equivalente a una cucharada de azúcar).
  • 1 copita de ron.
  • 1 ramita de vainilla o una cucharita de té de vainilla en polvo.
  • Una rama de canela.


Preparación de la crema:


    1. Ponemos casi toda la leche junto con la canela, vainilla y la corteza de limón en un recipiente al fuego.
    2. Por otro lado, echamos la harina de maíz en un bol y lo mezclamos con el resto de leche poco a poco para no hacer grumos.
    3. Una vez disuelta la harina y la leche añadimos en el bol  4 cucharadas de azúcar,  los huevos y batimos.
    4. Cuando la leche junto con la canela, vainilla y corteza de limón haya hervido, cogemos un colador y echamos esta leche sobre la harina que tenemos en el bol.
    5. Ponemos a fuego lento esta mezcla hasta que espese, le vamos dando vueltas constantemente con una cuchara de madera para que no se pegue.
    6. Una vez espesa la crema le añadimos la cucharada de mantequilla, removemos y lo dejamos enfriar.
Jarabe:
    1. El resto del azúcar lo echamos  en una sartén con un poco de agua, lo ponemos al fuego lento hasta que se deshaga el azúcar, en ese momento levantamos el fuego y cuando pegue un hervor lo apagamos.
    2. Añadimos el ron a la mezcla

Presentación:
          9.   Montamos la nata con un poco de azúcar.
    1. Ponemos la nata montada en el fondo de los recipientes donde colocaremos el postre. (Una cucharada y media de nata por recipiente).
    2. Mojamos los trozos de bizcocho en la mezcla de agua, azúcar y ron.
    3. Colocamos los trozos de bizcocho, bien emborrachados, encima de la nata.
    4. Echamos 2 cucharadas de la crema sobre lo anterior.
    5. Dejamos que se enfríe bien en el frigorífico, se puede tomar templado o bien frío, a gustos.
    6. Hacemos un poco de caramelo y echamos dos cucharaditas encima de cada recipiente.

Caramelo:

    1. En un recipiente metálico echamos azúcar y un poco de agua, lo ponemos a fuego lento y removemos con una cuchara de madera mientras se va calentando, en el momento en que veamos que empieza a toma color, lo apartamos del fuego. El mismo calor del agua hará que rápidamente tome un color marrón más oscuro y así evitamos que se queme. Para más detalle de cómo hacer el caramelo: Caramelo
 Aquí os dejo otra vista del postre donde se aprecian las distintas capas:

Goxua



Mis comentarios a la Receta: Esta receta la saqué de Eva Arguiñano , las cantidades que venían en dicha receta eran de la mitad, pero cuando eché la leche me pareció poca y decidí echar el doble de ingredientes (resultando en las cantidades indicadas arriba). Me salieron dos cuencos, a decir verdad, bien hermosos, que supongo con unos cuencos más pequeños daba de sobra para saborear el postre y no llenarte como me pasó a mi.

Así que las cantidades de la receta se pueden tomar para 4 cuencos o 2 bien hermosos  para grandes comedores J.

No me gusta el alcohol, y  por lo tanto, los bombones con licor o bizcochos emborrachados en alcohol no me suelen gustar. Sin embargo, la mezcla con la nata y la crema inglesa suavizan el sabor a alcohol, resaltando los aromas dulces del ron, quedando  muy agradable el encontrarte debajo de la crema la diferente textura del bizcocho, y más abajo aún una textura más delicada como la nata.
Os dejo con el enlace de YouTube a la receta de Eva Arguiñano:




Álava

sábado, 23 de noviembre de 2013

Caramelo

¿Te pasa que el caramelo te queda siempre con cierto sabor a quemado?. Yo por fin he conseguido que no me pase. Estos son los pasos para hacer un rico caramelo.

1. Echar azúcar y agua en una sartén. La cantidad de agua a echar será siempre igual a la mitad de la cantidad de azúcar que hayamos echado.
2. Ponemos la mezcla de azúcar y agua a fuego medio en un recipiente metálico y lo removemos con unas varillas, hasta que se haya disuelto el azúcar. En ese momento dejamos de remover para evitar la cristalización del azúcar.
3.Cuando alcance cierta temperatura empezarán a aparecer burbujitas:

 
 
Caramelo
 


4. Cuando las burbujas sean como las de la foto siguiente, hay que permanecer alerta porque en breve cambiará el color.


Caramelo

5. En el momento que veamos que empieza a cambiar de color, un marrón clarito, lo quitamos rápidamente del fuego...Con el mismo calor que lleva se va a ir oscureciendo y si lo dejamos un poco más es cuando aparece el sabor a quemado.

Caramelo


6. El caramelo ya está hecho, se endurece muy rápidamente, en este punto se puede usar para decorar con tiras de caramelo y así nos puede servir por ejemplo para bañar un recipiente para un puding (posteriormente con el calor al hacer el puding se licúa un poco). Si necesitamos que el caramelo dure líquido más tiempo, lo que tenemos que hacer en el paso 3 es añadir un poco de zumo de limón o vinagre. Con un chorrito de zumo vale para que permanezca líquido mientras echamos cucharadas sobre una crema por ejemplo.

Como el caramelo se seca rápidamente, puede que quede parte pegada al recipiente donde se ha hecho, para poder limpiarlo sin problemas, echa un poco de agua y ponla al fuego, fácilmente se desprenderá el azúcar después.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Habas a la Vitoriana

                                                                                                                                   English Version

Las habas son originarias de Asia Menor, aunque algunos estudiosos indican que son originarias de África Central.
Los romanos hacían gran consumo de habas que convertían en harina para hacer pan. En España son plato básico dentro de la dieta alimenticia de los navarros y alaveses. Las habas son tan consumidas en Álava que tienen incluso unas con denominación de origen propia. Este plato es uno de los más típicos a la hora de hacer un menú de Álava.

Ingredientes (3 personas):

  • 450 gramos de habas.
  • 120 g de jamón serrano
  • 60 g de tocineta.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Agua.

Preparación:

    1. Desgranar las habas y lavarlas.
    2.  Colocar una cazuela con agua al fuego (el agua justa para que cubra las habas) y cuando hierva, echar las habas y dar punto de sal.
    3. Cocer a fuego medio entre 30 y 40 minutos.

    4.  Mientras, poner en una sartén a fuego con una cucharada de aceite y saltear en ella el jamón y la tocineta. Una vez esté listo, se añade a la cazuela de las habas y se deja cocer durante 5 minutos más hasta que espese el caldo.



                   5.    Comprobar el punto de sal. Si las habas son grandes se pueden repelar.





      Habas a la Vitoriana

      Mis comentarios a la Receta: Es una receta sencilla de elaborar, si no sabemos exactamente cuanta agua echar, no hay que preocuparse demasiado, si nos queda demasiada agua, en vez de echar el refrito de jamón y tocineta en la cazuela, lo hacemos al revés; echamos las habas en la sartén junto con el refrito y un poquito de agua. Sólo el necesario para que no queden secas. Claro que si desde el principio echamos el agua exacta, no perderemos después las vitaminas si tenemos que tirar el caldo sobrante.


      Sobre el sabor del plato, ¡estupendo! El jamón y tocineta pegan perfectos con las habas.

      Más Recetas de Álava
      


      Álava




      sábado, 9 de noviembre de 2013

      Gastronomía de Álava

      Empiezo mi ruta por las provincias españolas con Álava, una de las tres provincias del país Vasco.



      Ver enlaces a las recetas de Álava al final del artículo.

      El país Vasco es especialmente conocido en España por la calidad de sus productos y su buena cocina. En Álava la gastronomía se diferencia del resto de las provincias vascas debido a que es una provincia de interior, sin acceso al mar. Se caracteriza por platos fuertes en carnes y verduras de la huerta. Aunque se encuentren platos vascos, se nota una gran influencia de regiones limítrofes como la Rioja.

      Destacan las habitas a la vitoriana, patatas a la riojana, pencas de acelgas rellenas, pimientos, judías.
      Setas tan populares como los perretxicos y los caracoles.

      En cuanto a las carnes sobresale el cordero cocinado de varias formas: chuletillas al sarmiento, patitas y cordero asado. También son típicos el cochinillo asado, los chuletones y solomillos de vacuno y el rabo de buey.
      Son importantes también los animales de caza como la codorniz estofada, pato relleno o jabalí.

      No hay que olvidar los pintxos tan famosos en todo el país vasco.

      Los dulces más típicos de Álava son los vasquitos y nesquitas, trufas, la tarta Gasteiz, turrones artesanales, yemas, mazapanes y en especial el goxua, que se sirve en la mayoría de los restaurantes importantes.


      Hay muchos productos alaveses con denominación de origen como la Patata de Álava, Alubia Pinta Alavesa, Habas de Álava, Miel, Vino de Rioja Alavesa y Queso de Idiazábal ,una denominación de origen para todos los quesos curados y semicurados de leche de ovejas de raza lacha o carranza autóctonas.

      Recetas de Álava:




        Habas a la vitoriana









        Goxua






      Álava

      
      

      sábado, 2 de noviembre de 2013

      Tarta Pavlova

                                                                                      Recipe in English

      La Pavlova es el postre por excelencia de Australia, se creó en honor de la bailarina rusa Anna Pavlova que en 1926 visitó en un tour Nueva Zelanda y en 1929 Australia, estos dos países se atribuyen la invención de este postre. Por mucho tiempo se dijo que el chef Bert Sachse había inventado la Pavlova en 1935 en el Hotel Esplanade de Perth (Australia), sin embargo, hay una receta similar que apareció en 1933 en el libro de cocina de 'Rangiora Mothers' Unión. Hay incluso una versión más antigua encontrada por la historiadora de la universidad de Otago Helen Leach, la receta de la Pavlova apareció  impresa en una revista de Nueva Zelanda de 1929.

      La clave de esta tarta es el merengue que recuerda al tutú de la bailarina. Después se le añade una crema o nata montada y frutas, el tipo de crema y las frutas a añadir pueden ser de diferentes modalidades.
      Yo lo haré con nata montada y como frutas usaré fresas y mandarinas.

      La preparación de esta tarta lo tomo como un reto ya que es la primera vez que hago merengue y da la sensación que es bastante delicado, para la Pavlova debe quedar blanco y brillante para que dé el aspecto del tutú de una bailarina.

      Pavlova


      Ingredientes:


      Para el merengue:

      • 4 claras de huevo a temperatura ambiente.
      • 1 taza de azúcar fina (200 gramos). (He pasado el minipimer al azúcar normal para que quedara más fina).
      • 1 cucharilla de té de vinagre blanco.
      • 1 cucharilla de té de vainilla.
      • 1 cucharada sopera de harina de maíz refinada (maizena).
      • 1 pizca de sal.
      • 1 cucharilla de té de crémor tártaro.

      Para el relleno:

      • 400 ml de nata para montar de 35.1 % o más de materia grasa.
      • 50 g de azúcar glas.
      • unas fresas y gajos de mandarina (pueden ser naturales o en almíbar dependiendo de la época del año, mis fresas eran naturales y los gajos de mandarina en almíbar).

      Preparación del merengue:

      1. Se coge un bol alto que esté seco y bien limpio, no debe tener restos de grasa ni agua para que el merengue salga bien.

      2. Es muy importante que los huevos estén a temperatura ambiente y no sean muy frescos. Separamos las claras de las yemas y vamos echando las claras en el bol. Yo separo las claras sobre un recipiente a parte para que no caiga ningún resto de yema en el bol.

      3.Con unas varillas batimos las claras hasta que obtengan un color blanco, es ahí cuando añadimos el crémor tártaro. Esto ayuda a que la consistencia sea firme ,elevada y el merengue quede a su vez más suave y cremoso.


      4. Seguimos batiendo las claras hasta que al levantar las varillas podamos hacer picos y estos no se caigan:



                                                       

      Merengue



      5.Es en este punto cuando empezamos a añadir el azúcar a las claras, se debe añadir poco a poco, una cucharada sopera cada vez y se continúa batiendo.

      6.Cuando sólo quede una cucharada de azúcar por echar, lo mezclamos con la harina refinada de maíz, lo echamos a las claras y seguimos batiendo.

      7.El merengue adquiere en este momento un color blanco brillante, añadimos el vinagre y la vainilla y removemos con una espátula. (La harina y el vinagre hacen que el merengue sea más estable y no se desmorone cuando lo cozamos en el horno).

      8.En un papel para horno dibujamos un círculo de unos 20 cm de diámetro, que es el que indicará el tamaño de la pavlova, nos podemos ayudar de una sartén o cazuela para hacerlo.






      9.Damos la vuelta al papel (para que el lápiz no toque la pavlova) y lo colocamos sobre la bandeja del horno. (aunque esté al revés el círculo se transparenta).Echamos un poco de la harina en el papel para que no se pegue el merengue.



      10.Echamos el merengue encima del papel de horno siguiendo el círculo dibujado. En la parte superior dejamos un hueco para poner el relleno. Ver foto:


      11.Precalentar el horno a 175 ºC, meter la pavlova en una bandeja en medio del horno, bajar la temperatura a 100 ºC y dejar durante 1 hora y cuarto o 1 hora y media. Hasta que la pavlova coja un ligero color tostado.(muy ligero).Para que quede crujiente por fuera y cremosa por dentro.

      12.Dejar enfriar la pavlova en el horno, dejando la puerta del horno ligeramente abierta, (para mantener la puerta abierta la he apoyado en una cuchara de madera):




           Yo he dejado la pavlova enfriar toda la noche en el horno.

       13.Al sacar la Pavlova del horno y moverlo desde la bandeja del horno a la bandeja final hay que tener mucho cuidado porque se rompe con facilidad. Yo he tenido que levantarla junto al papel de hono y colocarla en el plato sobre ese papel , para después recortar los sobrantes de papel para que no se vean.

      Preparación del relleno:

      14. El relleno en la pavlova sólo debe ponerse unos 10 minutos antes de comer la pavlova, ya que cualquier crema o nata encima del merengue lo resblandece y va perdiendo poco a poco su capa crujiente.

      15. Preparamos la nata montada (pincha en el enlace para ver cómo se elabora).

      16. Echamos la nata montada en el hueco hecho y sobre ella las fresas y mandarinas.

      Este es el resultado:
      Pavlova

       y este es el resultado al corte:

      Pavlova


      Mis comentarios a la receta: el merengue ha quedado crujiente por fuera y blandito por dentro, la nata montada estupenda, es una tarta fresca y no se hace pesada, el merengue con la nata y las frutas hace una combinación muy rica. Hay que reconocer que es una tarta muy elegante.

         
         

        Flag of Australia
        Australia
         

      Alquila Coche en tus Viajes

      Current_Promotion_ES_500x500

      Viaja

      Lanzarote 5 noches 728x90

      Tus Vuelos Baratos

      Busca y compara entre miles de vuelos